Regresando al trabajo, empleados de Triumph Foods temen contagio de COVID-19 | KBIA

Regresando al trabajo, empleados de Triumph Foods temen contagio de COVID-19

May 7, 2020

Yordani Hernández tiene temor de volver al trabajo. Yordani tiene 45 años y es empleado de la planta procesadora de carne de Triumph Foods en St. Joseph, Missouri. La semana pasada, a Hernández le tomaron una muestra para COVID-19, que salió negativa, pero teme tener que trabajar al lado de otros que dieron positivo para el coronavirus. El Miercoles, un empleado de la planta murió de COVID-19.

 

«Todo el mundo tiene miedo, todo el mundo, pero no se atreven a hacer nada porque tienen miedo que vayan a tomar represalia con ellos,» dijo Hernández. Él dice que se hizo la prueba luego de que un contacto suyo fue uno de los tres primeros trabajadores que salieron positivos. «Me dan los resultados que soy negativo; me mandan a buscar; me dicen si puedo incorporarme a trabajar», añadó.

 

El domingo, Hernández recibió un correo electrónico de la planta diciendo que él podía volver al trabajo al día siguiente. Pero Triumph indicó que los trabajadores que salieron positivos también podrían volver al trabajo si no habían tenido síntomas del COVID-19. Eso motivó a Maribel Toledo, la esposa de Hernández, a crear una petición, pidiendo que la planta se cierre por una semana. A ella le preocupa mucho que su esposo se exponga a contagiarse del virus.

 

«Para que vea que el pueblo de San Joseph está en peligro; no solamente los trabajadores de la planta, el pueblo entero», dijo Toledo. A partir del martes en la noche, la petición había obtenido más de 850 firmas, y un buen número de comentarios de gente diciendo que trabajan en la planta y que quieren que ésta se cierre.

 

 

Trabajadores de Triumph Foods trabajan en una línea en la planta de St. Joseph en Abril del 2017.
Credit Preston Keres / Departamento de Agricultura de los Estados Unidos

Francisco Alonso Bernal, que firmó la petición, trabaja en una de las líneas de la zona de matanza. Dice que parte del problema es que los trabajadores no fueron aislados antes de recibir sus resultados. «Todos los trabajadores que dieron negativos continuamos trabajando con los positivos hasta que a ellos les llegó el resultado», dijo Bernal. 

 Afirma que eso significa que los trabajadores que dieron negativo continuaban, sin saberlo, trabajando al lado de otros que, mientras les llegaban sus resultados, podrían ser positivos. Bernal y otros trabajadores dicen que éste es un problema especialmente en los pasadizos y la cafetería, y en particular en los cambios de turno, cuando los trabajadores están en contacto cercano entre ellos. 

 Después del mensaje original pidiendo que los trabajadores vuelvan, el día lunes la empresa Triumph cambió sus instrucciones, indicando que los trabajadores que habían salido positivos necesitaban esperar hasta el jueves para volver, dejando diez días entre la prueba y el regreso al trabajo. 

 Triumph afirmó que hizo el cambio basándose en nuevas pautas del estado que ellos recibieron el lunes. Esas pautas, a su vez, estaban basadas en información de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), emitida el domingo. Triumph esperó esas pautas del estado, en vez de seguir directamente lo que los CDC habían recomendado el domingo. 

 En una conferencia de prensa el martes, Randall Williams, el director de salud pública del estado, dijo que su departamento esperó en emitir nuevas pautas al nivel estatal, para evitar confusión. «Había preocupación de que si cambiábamos el mensaje el día domingo --pues habíamos dado ese mensaje apenas el viernes-- podría generar confusión», dijo Williams. 

 Pero Williams dice que el estado tiene que ser ágil, y por eso el lunes emitieron las nuevas pautas. La pauta de volver al trabajo después de 10 días sólo se aplica a trabajadores asintomáticos, y los datos del estado indican que 412 de los 2,367 empleados que recibieron pruebas salieron positivos. Pero los trabajadores sostienen que no todos los que recibieron pruebas eran realmente asintomáticos, y el martes Williams anunció que con más investigación encontraron que casi la mitad dijeron que sí tuvieron síntomas. 

 La pauta original, diciendo que los trabajadores vuelvan el lunes, coincidió con la apertura de negocios locales por la ciudad de St. Joseph, después de una decisión dividida del concejo municipal. «El concejo municipal hizo algunos cambios a lo que recomendó el personal del ayuntamiento, y luego votó, y así es como pasó», dijo Debra Bradley, directora del departamento de salud local. 

 Bradley dice que su personal se ha enfocado en el rastreo de contactos desde que empezaron a salir los resultados de las pruebas la semana pasada, y ha recibido asistencia del estado y de algunos condados vecinos. «Incorporamos a colegas de la región, otros departamentos de salud nos mandaron personal para ayudar», dijo Bradley. «Y el departamento de salud del estado nos mandó dos individuos para el trabajo de fin de semana». 

 Bradley dice que actualmente tienen siete trabajadores realizando el rastreo de contactos en su departamento, pero han tenido hasta doce. Dice que ha sido de importancia crítica que uno de los trabajadores del estado habla español, la lengua nativa de un buen número de trabajadores de Triumph. Los trabajadores dicen que algunos de los comunicados de Triumph sobre volver al trabajo sólo han sido emitidos en inglés, y han tenido que usar Google Translate para mantenerse informados. 

 Por su parte, el trabajador Hernández dice que no sabe cuándo volverá al trabajo. «Estoy esperando a ver lo que pasa. Si no hay un cambio tendré que regresar sea como sea porque como voy a pagar mi cuenta aquí en la casa». 

 Dice que está esperando a ver lo que pasa, pero sabe que, si no hay un cambio, de todas maneras tendrá que volver a trabajar para poder pagar sus cuentas. Mientras tanto, Mosaic Medical Center en St. Joseph dice que ha admitido cinco pacientes con COVID-19, y una fuente confidencial en el hospital piensa que sólo es el comienzo.